Tercera edad cargada de experiencia y salud

5 mayo 2017

En Colombia, según las cifras sobre población que maneja el DANE, entidad que maneja las estadísticas asociadas a población, existen 5.752.958 adultos mayores. Esto es personas con 60 años y más.

Experiencia es quizás la palabra que mejor puede definir a las personas de la tercera edad. Los años no pasan en vano y no solo dejan en el cuerpo algunas secuelas naturales como canas o arrugas, sino que también de miles de momentos y aprendizajes que deben ser capitalizados en la llamada “tercera edad” para que esta etapa de la vida venga cargada, además de salud y buenas relaciones.

Para empezar la alimentación es clave en este y en todos los momentos de la vida. Para las personas mayores en condiciones normales de salud, es recomendable una ingesta de todos los grupos de alimentos y debe preferir carbohidratos complejos como arroz, papa, pastas, pan y no comer muchos azúcares: incluir proteína de origen animal y vegetal y consumir bastante fibra (frutas, verduras y avena).

Además de la alimentación, varios expertos recalcan que la base para envejecer felices hacer cosas que lo hagan feliz: escribir, leer, cocinar y actividades religiosas, entre otros. Algunas recomendaciones que funcionan muy bien son:

  1. Establecer una rutina.La pensión es muy anhelada en cierto momento de la vida pero a veces cuando llega el momento de jubilarse este sueño se combina con miedo e incluso con depresión. Para evitarlo conviene seguir manteniendo una rutina tanto en las horas de levantada como en las horas de comida.
  2. Actividad física. Una caminata en la mañana, algo de piscina o una breve rutina cardiovascular mejorará el semblante y le aportará energía a la jornada diaria.
  3. Hidratación. Muchos adultos mayorespierden la sensación de sed, lo que no significa que su cuerpo no necesite la hidratación. La falta de líquido en el organismo en esta edad puede generar un deterioro cognitivo.
  4. Aprendizaje, amigo infalible. El conocimiento siempre es enriquecedor y muchas veces el acelerado ritmo de vida no hizo posible que se aprendieran cosas que siempre se quisieron. ¡Es el momento! Además de cumplir sueños resulta muy útil tener en actividad el cerebro para prevenir enfermedades como el Alzheimer.