57 (031) 3139040
Blog

Día de la madre: walk in closet para ella

mayo 10 / 2021 - Por: Prodesa

El walk in closet es un espacio soñado por muchas. Es comprensible; contar con un área donde se puede caminar, vestirse y ordenar la ropa, los zapatos, los accesorios y otros objetos personales se ha impuesto en los nuevos modelos de vivienda.

Aunque habitualmente estos espacios se han caracterizado por tener un metraje generoso y regularmente se destina un cuarto solo a este propósito –que suele estar conectado con la habitación, el baño o con ambos recintos- las nuevas propuestas arquitectónicas incorporan este elemento con éxito aún en apartamentos más pequeños. La clave está en un acertado uso de formas, materiales y una iluminación adecuada.

Un walk in closet bien planeado comienza por el diseño de las estanterías. Habitualmente para las estructuras de estos espacios los materiales más usados son la madera y, en menor escala, los metales y las resinas plásticas.

A diferencia de los closets tradicionales en donde buena parte del espacio se lo lleva la ubicación de la barra para colgar la ropa, esta propuesta se vale de varias divisiones pequeñas, módulos colgantes y barras a distintas alturas para optimizar al máximo el área disponible, sin sacrificar la organización de las prendas; por eso lo ideal es cuenten con varias áreas concebidas específicamente para determinado tipo de almacenamiento.

En el caso de la ropa que va en barras, los walk in closet se basan en el tamaño de las prendas y ofrecen módulos para crear espacio para las más largas y las más cortas; así, las camisas y chaquetas pueden colgarse sin problema en espacios de 100 cm de altura, y solo los abrigos, vestidos de fiesta y otras prendas similares van a alturas de 1,60 cm Es recomendable incluir en el diseño mismo de la estructura aditamentos especiales para colgar corbatas, cinturones, carteras y bolsos.

En cuanto a cajones, es importante contar con algunos para la ropa interior, las medias y otros accesorios de menor tamaño. No olvide que es esencial tener en cuenta que las cajoneras son más fáciles de operar si cuentan con sistemas de rieles para su apertura.

Los entrepaños se usan para ubicar la ropa doblada y también funcionan muy bien para disponer en ellos cajas organizadoras; en el mercado hay muchas que por sus diseños y colores aportan a la decoración del espacio. Para mejorar el orden interno de todos los accesorios se recomienda adquirir organizadores para cada clase de artículos: gafas, collares, joyas, pañoletas, bufandas, cosméticos, perfumes, cremas, etc.

No hay que dejar de lado el espacio para los zapatos, pues no necesariamente deben ubicarse en el piso a pesar del imaginario que existe al respeto. De hecho, las soluciones de los walk in closet suelen disponer de módulos colgantes para ubicarlos.

Hay dos elementos que no pueden faltar en ningún walk in closet. El primero es un espejo de cuerpo entero y el segundo no es un elemento sino una cualidad: el orden; otro elemento que resulta ideal, si así lo permite el espacio, es una banca o un puf, de gran utilidad a la hora de ponerse los zapatos.

Para finalizar, hay un aspecto de gran trascendencia en esta zona: la iluminación. Además de una luz general, es bueno contar con luminarias dirigibles para poder ver con claridad los puntos específicos de acuerdo con la necesidad del momento. También se pueden instalar luces en el interior de los estantes y cajones que se activen con el movimiento o con la apertura de los módulos.

Anterior Post

La sala es el espacio social donde la interacción y el diálogo cobran protagonismo; en la mayoría de

Seguir Leyendo

Siguiente Post

Elegimos cuidadosamente la cuna, pensamos muy bien en los colores, nos fijamos en los detalles

Seguir Leyendo

Buscar Artículo

Artículos de Interés

Descubre información exclusiva del sector inmobiliario e infórmate de las últimas noticias y tendencias del mercado