57 (031) 3139040
Blog

Día internacional del reciclaje, para disminuir el impacto ambiental

mayo 10 / 2021 - Por: Prodesa

El 17 de mayo ha sido declarado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura –Unesco- como el Día Internacional del Reciclaje. La fecha fue decretada para reorientar el comportamiento y la cultura de los ciudadanos empleando la estrategia de Reducir, Reutilizar y Reciclar, aprovechando los productos ya utilizados para darles un nuevo uso y disminuir el impacto ambiental.

En muchos países del mundo, los movimientos ambientalistas y ecologistas aprovechan esta y otras fechas para generar conciencia en las comunidades sobre la importancia de adoptar programas de reciclaje de elementos reutilizables. La tarea va más allá del solo reciclaje. Es el llamado desde los ciudadanos del mundo a concientizarse sobe los hábitos de consumo hasta los que extraen la materia prima y los que la transforman en un bien de consumo.

Los agentes contaminantes del planeta

La sobreproducción de elementos es cada día más preocupante en el planeta. En los últimos 40 años se ha producido más basura en el mundo que desde el origen del mundo hasta 1970. Los desechos o desperdicios producidos por las actividades humanas son igualmente proporcionales al nivel de desarrollo de cada país. Se estima que los empaques de productos son un 40% de las basuras doméstica. En muchos de los casos, las basuras son depositadas en vertederos, incinerada o depositada en rellenos sanitarios. Cualquiera de los anteriores usos produce contaminación.

Las Naciones Unidas ha advertido que miles de desechos electrónicos son un peligro para la salud y el medio ambiente. En el 2000 se produjeron 10 millones de toneladas de desechos electrónicos mientras que en el 2014 se produjeron 50 millones de toneladas. Las Naciones Unidas afirman que para el año 2016 los países en desarrollo producirán más basura electrónica que los desarrollados, con el agravante de no contar con infraestructura para el reciclado.

La Agencia Europea para el Medio Ambiente ha afirmado que por lo menos 250 mil toneladas de desechos electrónicos salen cada año de la Unión Europea de forma ilegal para los países más pobres. Estados Unidos hace lo propio, exportando de forma ilegal basura electrónica a los países más pobres.

La producción y el consumismo

La producción de elementos electrónicos va de la mano con el consumismo. Las empresas productoras saturan los mercados de aparatos electrónicos que no se pueden reparar y son desechados. La vida útil de estos aparatos cada día es más corta. Los elementos que componen estos aparatos como el plomo, mercurio, el cadmio, entre otros, son metales dañinos para la salud.

Materia prima, consumidor versus contaminación un círculo vicioso

La materia prima para la elaboración de productos proviene de la naturaleza o de la madre tierra: carbón, petróleo, oro, hierro y demás minerales que en ella se encuentra inmersa. Como también lo son los árboles y el agua. La obtención de materias primas se encuentra principalmente en los países en desarrollo. Los países industrializados las explotan y las transforman en productos terminados. Los países en desarrollo son los mayores compradores y productores de contaminación por su poder adquisitivo. Compran los elementos más baratos, por lo tanto se desechan en mayor cantidad.

¿Reciclar es conservar un mejor ambiente?

El reciclaje es uno de los métodos que se puede emplear para minimizar el grado de contaminación del planeta. Citar algunos ejemplos puede ser modelo para analizar la producción y decidir si reciclar otros productos hasta donde es conveniente.

El papel

Reciclando una tonelada de papel se ahorra hasta mil KW hora de electricidad, suficiente para abastecer una familia durante un año. Además para producir una tonelada de papel se requieren 15 árboles adultos. Cada árbol transforma 750 kilos de carbono en oxígeno al año en el proceso de fotosíntesis, suficiente para 4 personas. Cortar 15 árboles para producir una tonelada de papel les quita el oxígeno a 60 personas. Para la producción de una tonelada de papel se contaminan de 150 mil a 200 mil litros de agua.

El papel se puede reciclar hasta siete veces según la longitud de la fibra. Este puede ser utilizado para producir cartón o papel de embalar.

¿El plástico?

Ahora bien, reciclar 2 toneladas de plástico usado se ahorra una tonelada de petróleo bruto. Quemar una tonelada de petróleo produce tres toneladas de dióxido de carbono CO2. El CO2 produce los gases de efecto invernadero y el calentamiento global. El plástico dura cientos de años en descomponerse.

Al tener contacto con alimentos el plástico envenena los seres humanos. La Organización Mundial de la Salud y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente –PNUMA-, han declarado que la disrupción endocrina (producida por el plástico), es una crisis global. Los aditivos tóxicos del plástico, como el disruptor endocrino bisfenol A, han contaminado la sangre de más del 90% de la población incluidos niños recién nacidos. Sumado a esta contaminación están las miles de toneladas de plástico arrojadas al mar y a las fuentes de agua que afecta a los seres vivos que en ella habitan.

Sin embargo reciclar el plástico no es la solución aplicable ni sostenible. La mayoría de los plásticos que son reciclados son exportados a los países más pobres, incinerados o arrojados a vertederos.

La tarea es entonces de todos los gobiernos e instituciones públicas y privadas. Como también corresponde a los ciudadanos del planeta adoptar un sistema de educación que elimine las viejas y dañinas prácticas consumistas.

Anterior Post

Ya hemos hablado en numerosas ocasiones de lo conveniente, seguro, saludable y delicioso

Seguir Leyendo

Siguiente Post

Alimentan, son baratas y gustan a todos”, decían las madres de familia, que sabían sacarle brillo

Seguir Leyendo

Buscar Artículo

Artículos de Interés

Descubre información exclusiva del sector inmobiliario e infórmate de las últimas noticias y tendencias del mercado