Hacia una movilidad segura y sostenible | PRODESA Hacia una movilidad segura y sostenible | PRODESA
Nacional (601) 3139040Internacional +57 (601) 323 2220380

Hacia una movilidad segura y sostenible

mayo 7 / 2021 - Por: Prodesa

Las noticias de las últimas semanas no han sido muy halagadoras para Transmilenio y el Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), pero no podemos desconocer que uno y otro ofrecen soluciones en urbes tan extensas y populosas como Bogotá.

Algunos arguyen que son inventos locales que no funcionan; otros señalan que su capacidad es limitada y unos cuantos más, que faltan rutas por cubrir. Puede ser cierto pero, a pesar de sus falencias, nuestro sistema de transporte cumple con su objetivo básico: conectar puntos distantes de la capital y hacer más cortos los desplazamientos entre ellos. Adicionalmente, está basado en modelos que han sido exitosos en ciudades como Santiago de Chile donde, al igual que en nuestra capital, enfrentamos los retos de la ocupación, las “horas pico” y el descontento de los usuarios.

¿Dónde está la diferencia? En la cultura ciudadana. Si somos más tolerantes y vemos el vaso medio lleno y no medio vacío, podremos ser más ponderados al momento de juzgar el único sistema que ha dado resultado en Bogotá.

Hagamos memoria; hace algunas décadas, recorrer la ciudad de norte a sur era impensable; las vías –angostas y colapsadas por miles de vehículos– hacían imposibles los desplazamientos. Muchos de los buses de las empresas de transporte público eran antiguos, así que, además de afectar la movilidad, contaminaban el medio ambiente con sus emisiones de gas carbónico.  Intentos como el de la llamada Troncal de la Caracas, que prometía atravesar la ciudad en una vía decisiva, ofrecieron soluciones pasajeras.

Hoy, pese a que hay camino por recorrer, Transmilenio y el SITP han generado soluciones y han creado conciencia  entre los usuarios de vehículos particulares, pues muchos prefieren acudir a la rapidez de estas modalidades masivas que transitan por carriles exclusivos que enfrentar horas perdidas en el tráfico. Esto puede parecer trivial, pero lo cierto es que con menos carros en las vías, hay menos contaminantes en el ambiente.

La buena noticia es que el alcalde Enrique Peñalosa le ha puesto el pecho al tema y se ha comprometido con la ciudadanía. En efecto, la movilidad es prioridad en su programa, para lo cual empezó a trabajar en una concienzuda evaluación de las rutas y su frecuencia. También implementará un sistema para organizar los flujos de personas que entren y salgan de las estaciones para descongestionarlas, todo ello en el marco de una fuerte campaña de cultura ciudadana.

Los planes pilotos que se implementarán en las estaciones de la Calle 39, Banderas, Zona Industrial, El Campín, Boyacá, Tercer Milenio, Virrey y Nieves y se espera que, luego de esta primera etapa, las buenas prácticas se apliquen en todos los puntos para prestar un mejor servicio y soluciones reales a los usuarios de toda la ciudad. Mientras esto sucede, no viene mal un poco de paciencia y mucha tolerancia.

El beneficio será para todos pues, en la medida en que mejore la movilidad, mejorará nuestra calidad de vida. Incluso, contar con una estación de Transmilenio cerca o una vía importante volverán a ser criterios importantes al momento de decidir el lugar donde adquiriremos nuestra vivienda.

Así las cosas, ¿qué tal si hacemos nuestro aporte para disminuir el caos? Si bien es cierto que los 1940 articulados no dan abasto, la cultura ciudadana empeora la situación: empujones, coladas, insultos, no dar la silla a quien lo necesita, personas que no pagan y hasta quienes usan los articulados como baño, dejan ver que la culpa no es solo de los que están a cargo de la ciudad. Demos entonces una mirada a lo positivo:

No se necesita el doble o el triple de dinero para llegar al destino seleccionado. Pagando un pasaje diferencial es posible cambiar de ruta utilizando diferentes servicios y/o troncales.

La implementación de sistemas integrados de transporte, reduce considerablemente la emisión de gases efecto invernadero

La construcción y operación de sistemas masivos de transporte genera empleo especialmente en los sectores marginados.

La nación dará en los próximos años financiamiento a siete sistemas integrados de transporte masivo en 12 ciudades del país, incluyendo Transmilenio. Los otros seleccionados son el Megabus (Pereira y Dosquebradas), Mio (Cali), Transmetro (Barranquilla y Soledad), Metrolinea (Bucaramanga), Metroplus (Medellín) y Transcaribe de Cartagena. Además de las ventajas que eso supone para el progreso las respectivas ciudades, va generalizando la conciencia sobre el uso de estos sistemas y así, quienes viven en nuestra capital pero son de otras ciudades, van a tener más cariño, respeto y cultura hacia nuestro SITM; y viceversa.

Cerca de un millón de usuarios (adultos mayores, Sisben entre 0 y 40 puntos, personas en condición de discapacidad)  tiene tarifa diferencial en el SITP.

Para obtener más información sobre rutas y estado del servicio, remítanse, vía Twitter, a  @TransMilenio @Bogota @SITPBTA

Anterior Post

Todo está listo en nuestra capital para el Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá.

Seguir Leyendo

Siguiente Post

Si bien el comienzo de año se caracteriza por sus cielos abiertos y su clima agradable

Seguir Leyendo

Buscar Artículo

Artículos de Interés

Descubre información exclusiva del sector inmobiliario e infórmate de las últimas noticias y tendencias del mercado