57 (031) 3139040
Blog

Una sonrisa a su salud dental

mayo 10 / 2021 - Por: Prodesa

La primera impresión es muy importante cuando conocemos a una persona y en esta la sonrisa juega un papel fundamental. Así es, la sonrisa es una de las herramientas más poderosas para generar buenas relaciones personales y profesionales, pues crea altos niveles de seguridad, confianza y empatía. Y estos no son los únicos beneficios: gozar de una buena salud oral mejora el proceso digestivo y reduce los riesgos de sufrir del corazón

Así que acá les traemos algunos consejos para mantener una higiene oral adecuada:

–  Lo primero y más importante es cepillar los dientes a diario. El cepillado nos permite eliminar los restos que quedan en la boca tras las comidas, pero sobre todo ayuda a eliminar la placa dental bacteriana. Debe realizarse al menos tres veces al día.

–  El uso de la seda dental es muy útil para eliminar residuos entre los dientes. Debe usarla al menos una vez al día.

–    No olvidar la higiene de la lengua. La limpieza lingual es tan importante como el cepillado de los dientes debido a que la lengua retiene la suciedad resultante de la masticación durante un largo período de tiempo por lo que influye en la aparición de patologías e infecciones dentales.

–    Algunos odontólogos recomiendan utilizar reveladores de placa, por lo menos hasta asegurarnos de que nuestro cepillado es eficaz. Gracias a éste, podremos detectar las zonas a las que prestamos menos atención y así perfeccionar nuestra técnica de higiene.

–    La técnica de cepillado recomendada es aquella que permite la eliminación de la placa bacteriana de una forma cómoda y sin causar lesiones en los tejidos. Se debe cepillar cada diente suavemente y de manera circular.

–  Escoger el cepillo más adecuado. Si las encías son sensibles lo mejor es usar un cepillo con cerdas suaves o extra suaves. El tamaño del cabezal no debe causar ningún daño y tiene que adaptarse a la anatomía dental.

–  El cepillo debe cambiarse entre dos y cuatro meses; esto dependerá de su desgaste.

– Terminar la limpieza con un enjuague bucal. Las bacterias no solo están en los dientes, encías o lengua. A veces también se instalan en el paladar o en las paredes laterales de la boca. Los enjuagues ayudan a conseguir una higiene bucal completa.

–  Y finalmente (pero no menos importante), acudir con regularidad al odontólogo. Esto permite, por un lado, prevenir el desarrollo de muchos problemas orales y, por el otro, identificar los problemas ya desarrollados y hacer del tratamiento algo fácil, asequible y sin dolor.

¡Y recuerde que una sonrisa bonita y sana es la mejor carta de presentación!

Anterior Post

El tiempo no se detiene y por eso tomar las medidas necesarias para tener una vejez tranquila

Seguir Leyendo

Siguiente Post

Pronto llega la semana de receso escolar, una muy buena excusa no solo para disfrutar de un tiempo

Seguir Leyendo

Buscar Artículo

Artículos de Interés

Descubre información exclusiva del sector inmobiliario e infórmate de las últimas noticias y tendencias del mercado